30 septiembre 2016

FRUTA DE MI REGIÓN: la maravillosa TUNA

La tuna (Opuntia ficus-indica) o nopal, es una fruta que se cultiva desde tiempos de las culturas pre incas: Huari, Tiahuanaco, Chimú e Incas, pues se han hallado algunos rastros textiles en las mismas. Fue llevada por los españoles y es muy difundida en su cultivo, dado que se adapta a los diversos climas y terrenos. Actualmente, en mi país se cultiva en las regiones alto andinas como: Ayacucho, Apurímac, Ancash, así como en la serranía de Lima y Arequipa.

Sus variedades existentes son: roja, amarilla y blanca y es fuente de muchas vitaminas, en especial la C, proteínas como tiamina, niacina y ribofavlina y minerales esenciales (calcio, potasio, hierro, selenio, cobre, zinc, magnesio, sodio y fósforo). 

En cuanto a sus propiedades y usos, este fruto contiene un pigmento llamado betalaina que es anticancerígeno.  Los médicos recomiendan su consumo a las personas que sufren del corazón (por la cantidad de antioxidantes que posee, en particular la de color rojo) y de estreñimiento; además, reduce el colesterol, triglicéridos por ser diurética y es buena para prevenir la osteoporosis. Por otra parte, si comemos una tuna de 100 gramos, estaríamos aportando a nuestra alimentación 41 calorías, por lo que podríamos afirmar que es baja en calorías. También es usada en la cosmetología pues existen champús, geles, jabones en base a esta fruta, y se emplea ampliamente en la fabricación de mermeladas, refrescos y gelatinas. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario